Seleccionar página

Hay muchas formas de describir una historia de amor y sin duda Rocío y Alejandro eligieron la que para ellos era la mejor. Con un vídeo-clip nos enamoraron en cada movimiento, cada paso, cada caricia… las miradas cómplices… La antesala de una boda increíble.

Un trocito de Rumanía se instaló en la bella Torre del Mar para ser testigos de una bonita relación de dos personas llenas de amor.

Idioma»